Tormenta solar impacta al Polo norte y obliga a desviar vuelos

Una fuerte tormenta solar geomagnética registra el Sol esta mañana impactando a las latitudes polares e incluso zonas más bajas hasta Pensylvania, Iowa y Oregón con peligros para la navegación y con efectos visibles de aurora boreal, según el Centro de de Previsión. Una fuerte tormenta solar geomagnética registra el Sol esta mañana impactando a las latitudes polares e incluso zonas más bajas hasta Pensylvania, Iowa y Oregón con peligros para la navegación y con efectos visibles de aurora boreal, según el Centro de de Previsión de Clima Espacial de la Agencia Nacional Atmosférica y Oceanográfica NOAA, Estados Unidos. de Clima Espacial de la Agencia Nacional Atmosférica y Oceanográfica NOAA, Estados Unidos.
El informe de NOAA advierte que pueden ocurrir irregularidades en el voltaje, alarmas que no corresponden, afectar los sistemas de protección de las naves aéreas y se pueden producir problemas de orientación en los satélites.
Es frecuente en estos casos la comunicación intermitente GPS con rangos de errores y fallas en las altas frecuencias.
La Aurora Boreal se observa en latitudes tan bajas como Iowa, Oregon y Pensylvania, al igual que en Europa y Asia en bajas latitudes.

Fuente: Diario Panorama

Anuncios

Entrevista al autor en Ikerjimenez.com

En la página web de Iker Jiménez han colgado, además, una entrevista a Javier Pérez Campos, autor del libro “2012. Los enigmas del Apocalipsis maya”.

¿Existe una base real para creer en la supuesta profecía maya del fin del mundo en 2012?
Efectivamente, existe una base real, pero sobre la que se ha construido un falso mito con poca documentación seria. Los principales historiadores y arqueólogos de todo el mundo han tirado por tierra la teoría de que los mayas profetizaran el fin del mundo para el presente 2012.

Y por qué se atribuye a los mayas una profecía de tal calibre?
La teoría toma fuerza en la década de los 70, cuando José Argüelles, un profesor de Historia del Arte de la Universidad de Princetown y teórico de la New Age, aseguró que el 21 de diciembre de 2012 se produciría un Apocalipsis profetizado por los mayas. Lo cierto es que esta cultura era muy rica en aspectos como la astronomía y otros saberes. Y creo que ese detalle es fundamental para entender por qué esta teoría se erige sobre una cultura como la maya y no como la bárbara.

¿Cuál crees que es la razón por la que se surge una teoría así?
Personalmente, creo que quien lanzó la teoría de la profecía maya, creía firmemente en ella. Pero con el tiempo, se ha mantenido por cuestiones económicas. En el libro hablo de ello en un capítulo titulado “El negocio del fin del mundo”, y donde recojo cómo importantes empresas de todo el mundo han llenado sus bolsillos mediante la venta de productos preparados explícitamente para ese supuesto fin del mundo en 2012.

¿Realmente hay personas atemorizadas por un aparente Apocalipsis próximo?
Así es. Puede sonar a ficción pero es absolutamente real. Se han producido incluso suicidios a causa del miedo. En EEUU, las ventas de búnkeres subterráneos han aumentado en un 1000% en los últimos años. Pero es que incluso en España surgió un grupo llamado G.S.E 2012, o lo que es lo mismo, Grupo de Supervivencia de España 2012, que aseguró que iban a construir búnkeres subterráneos en la Sierra de Madrid.
Incluso, hay quien vende “kits para el fin del mundo” que incluyen comida deshidratada, herramientas especiales, generadores de energía…

Y esto del fin del mundo no es nada nuevo, ¿verdad?
Nada nuevo. De hecho, a lo largo de la Historia se han recogido más de 160 profecías apocalípticas. Por suerte, hemos sobrevivido a todas ellas. Pero los elementos que hubo en esas predicciones, se están repitiendo ahora con el 2012. Por ello, es importante recordar algunos finales que nunca llegaron, para entender qué puede ocurrir este año.

¿Existe temor a que ocurra alguna tragedia?
Sin duda. Cuando surgen estas profecías findelmundistas, siempre hay detrás algún líder sectario que aprovecha para llenar sus bolsillos, o alimentar su ego. Sin ir más lejos, en 2011 un falso profeta de Taiwán vaticinó un terremoto asolador que tendría lugar el 11 de mayo y que destruiría la ciudad. Tal fue el pánico generado que un vecino se lanzó desde lo alto de un rascacielos.
De hecho, a mediados de junio de 2011 un informe oficial realizado por la Misión Interministerial de Lucha Contra las Sectas (MIVILUDES), señaló que el fin del mundo previsto por algunos gurús apocalípticos para el 21 de diciembre de 2012 había acrecentado el desarrollo de sectas en Francia, y solicitaba un aumento de la vigilancia para esas fechas debido a los actos extremos que pudieran cometer los ciudadanos que fueran conducidos por los peligrosos discursos milenaristas.

¿Qué crees que ocurrirá el 21 de diciembre de 2012?
Lo único que sabemos a ciencia cierta es que será viernes. El resto son solo elucubraciones. Existen razones reales para temer grandes tragedias, como el aumento de la actividad solar que está produciendo la llegada a la Tierra de potentes llamaradas solares, y otros elementos de la naturaleza que están ahí, que pueden estallar en cualquier momento y producir una catástrofe global. Pero el momento en que eso ocurrirá es absolutamente desconocido. Podría suceder mañana o dentro de mil años.

Finalmente, ¿cómo definirías tu libro?
Creo que es un libro sobre el fin del mundo para curiosos, que intenta responder a preguntas como: ¿por qué necesitamos creer en el fin del mundo? Cuando llegue el año 2013 fijaremos una nueva fecha de extinción. Así ha sucedido siempre.
En el prólogo, Javier Sierra responde con maestría a esa pregunta; al fin y al cabo, el fin nos llegará a todos, tarde o temprano. Y quizá, eso del fin del mundo, sea solo una metáfora o un eufemismo sobre ese momento que tanto nos atemoriza y angustia: la propia muerte.

20120420-182644.jpg

Fuente: Ikerjimenez.com

El mundo enfrentaría un tsunami solar en 2013

“Deberíamos prepararnos para una tormenta espacial como no se ve desde hace mil años“, avisa un experto. El planeta es cada vez más dependiente de la electricidad, por lo tanto, más vulnerable

El actual ciclo de tormentas del astro alcanzaría su máximo el año próximo. El 16 de abril, el sol emitió una “burbuja” del tamaño de Júpiter, otro signo violento del incremento de su actividad, cuyo pico está previsto para 2013; de ahí los pronósticos de tsunami solar. Los expertos aseguran que no estamos preparados para los daños que causaría.
Este fenómeno, llamado eyección de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés), característico de los momentos de máxima actividad solar, puede ser inofensivo y hasta pasar inadvertido -salvo que lo registre un satélite como ocurrió este año- pero muy peligroso si la onda emitida logra penetrar el campo magnético de la Tierra. En ese caso, se dañan los circuitos eléctricos y la comunicación. 
El acontecimiento del 16 de abril fue una erupción mediana con forma de gruesa protuberancia que luego estalló como una pompa de jabón (vea el video) y arrojó parte de su contenido a la atmósfera. Esta vez, salvo la espectacularidad del evento, no hubo consecuencias.
En una CME, el sol arroja más de mil millones de toneladas de partículas a una velocidad de varios miles de kilómetros por segundo. Y si bien el campo magnético del planeta lo protege desviando estas partículas, “la magnetósfera no es estanca”, advierte Pierre Barthélémy, en un blog especializado del diario Le Monde. Cuando esas partículas logran atravesar ese escudo y llegar a la Tierra, provocan auroras boreales y australes. Por lo general, la energía que recibe la atmósfera -en una CME de marzo pasado fue el equivalente al 5% de toda la electricidad consumida por Francia en un año- es rechazada y reenviada hacia el espacio.

ImageFuente: Infobae

La amenaza de la tormenta solar de los mil años

Los días 13 y 14 de marzo de 1989, no hace tanto tiempo, la Tierra experimentó la mayor tormenta geomagnética que la haya golpeado en décadas. Las partículas ionizadas provenientes del Sol provocaron un apagón en Quebec (Canadá), dejando a 5 millones de personas sin electricidad durante nueve horas en invierno y provocando daños valorados en millones y millones de dólares. También destrozó un costosísimo transformador en EE.UU. y envió a reparación dos equipos similares en Reino Unido. Durante el «temporal», las agencias espaciales perdieron el rastro de algunos de sus 1.600 sondas y satélites. Pues bien,debemos prepararnos para algo mucho peor, un evento de tal magnitud que puede ocurrir una vez en mil años. El problema es que no sabemos hasta qué punto puede llegar la intensidad del golpetazo. Esta es la advertencia que Mike Hapgood, del Consejo de Instalaciones Tecnológicas y Científicas del Reino Unido y jefe de un grupo de expertos que avisa al gobierno británico de posibles riesgos del clima espacial, realiza en un artículo de la prestigiosa revista Nature esta semana.

Hapgood explica que la sociedad actual es extremadamente dependiente de los sistemas eléctricos, lo que la convierte en extremadamente vulnerable. En mayo de 1921, una gran tormenta geomagnético quemó una central telefónica en Suecia. Antes, en septiembre 1859, un evento similar interrumpió las redes del emergente telégrafo, provocando incendios en las oficinas. Si una tormenta como esa ocurriera hoy dejaría amplias regiones sin electricidad durante varios meses, según un informe del UK National Grid (la red eléctrica británica). En EE.UU., algunos análisis apuntan a alteraciones a gran escala, efectos que pueden durar años y un impacto económico de varios billones de dólares.

La amenaza de la tormenta solar de los mil añosFuente: ABC
 

La NASA graba la tormenta solar más espectacular de los últimos años

La NASA ha captado una de las tormentas solares más espectaculares de los últimos años.
Una fuerte llamarada surge desde la superficie del Sol, expulsando una gran cantidad de masa. Según los expertos, no está previsto que sus partículas alcancen la Tierra ni que tampoco impacten en ningún otro planeta.
Tras un periodo relativamente tranquilo, el sol está entrando en una época de intensa actividad, aunque se espera que el pico máximo se registre en 2013.
La llamarada captada por la sonda de la NASA sugiere que la región activa del sol está rotando en dirección a la Tierra, por lo que se esperan nuevas y, seguramente, más y mayores explosiones en los próximos días.

La tormenta solar más espectacular de los últimos años

Fuente: Antena 3 

IBEX y TWINS consiguen el mapa más completo de una tormenta solar

Las sondas IBEX y TWINS de la NASA han logrado componer el mapa más completo de una tormenta solar. Según han apuntado los expertos, este cuadro servirá para estudiar mejor estos fenómenos y para poder proteger  mejor a los satélites, los cuerpos más sensibles ante una tormenta de niveles elevados.
Según ha explicado la agencia espacial estadounidense, el 5 de abril de 2010, se produjo una tormenta solar de alto nivel que interfirió en el equipo del satélite Galaxy-15, que acabó fuera de servicio. Ante esta situación, la NASA se puso como objetivo estudiar la cadena completa de los fenómenos meteorológicos espaciales, desde la erupción y llamaradas que desprende el Sol hasta cómo cambian los campos magnéticos de la Tierra en respuesta a las eyecciones.
Con este objetivo, se han obtenido las imágenes captadas el 5 de abril de 2010 por las sondas IBEX y TWINS (que forman dos satélites) y, uniendo sus imágenes, se ha podio observar la misma tormenta desde diferentes puntos de vista, logrando el mapa más completo de un evento solar.

Fuente: Europa Press 

Tormenta Solar: un aumento de flujo de electrones afecta a los satélites

Un aumento del flujo de electrones registró esta mañana la Estación GOES, poniendo en riesgo los satélites, informó el Centro de Predicciones de Clima Espacial de la Agencia Nacional Atmosférica y Oceánica (NOAA) de Estados Unidos.
El potencial impacto estaría en los satélites que pueden experimentar recargas, lo que significa un riesgo para sus sistemas, informa NOAA.
La alarma se difundió a las 3 horas UTC. Un fenómeno similar se repitió desde el 2 al 22 de marzo.
Respecto a la reciente tormenta geomagnética solar menor (nivel G1), NOAA informa que “la actividad geomagnética de campo varió de calma a los niveles menores de la tormenta con un breve período de tormenta en las altas latitudes”.
El aumento de la actividad se asoció con un persistente agujero en la corona solar. Las velocidades de los vientos solares aumentaron  gradualmente y luego disminuyeron  gradualmente.

Fuente: La Gran Época